jueves, 26 de febrero de 2009

Su cuerpo navegado por esta noche, agitado como la luz de una vela temblorosa, la piel teñida de rayos ebrios de Luna, manchas trémulas grisáceas azuladas que se deslizan por su cuerpo, lentamente, hacia sus desnudos y blancos muslos, gotas perladas de sudor dotadas de luz propia destacan en la negrura, la oscuridad prohibida tantea su vientre con delicadeza, sus temblores provocan una marejada, las rodillas abiertas como flor nocturna, para recibir mejor sus propios estremecimientos.

Gemidos acompasados, en sinfonía con los bateos cardiácos, percibiendo las ondulaciones del vientre, la mirada extraviada como brújula perdida, de sus rincones más obscenos, sin tierra a la vista donde resguardarse, está totalmente desnuda y sabe a sal deliciosa.

Penetrada y rebosada furtivamente por la noche, suave y profundamente solo como ella sabe hacerlo, su cuerpo se dobla como un junco y se abre de nuevo elásticamente, para recibir más de la medida justa, en el recipiente bullicioso de todos sus escalofríos, en el que quiere ser vertida, recibir la esencia de ese silencio compartido, ser penetrada hasta el fondo, que sus entrañas sean recorridas, que la brisa espumosa se expanda dentro de su cuerpo, buceando muy hondo en esa tibia caverna acuosa, escondida entre esas dos redondeadas montañas blancas que se retuercen en un placer indescriptible.


Guarnecida por matorrales de seda plateada, rincón predilecto para alojar volcanes de lava ardiente. Despierta y enfurecida por la invasión de la marea, con el ir y venir del mar furioso, el fuego rojo interno de la sangre que corre veloz y rabiosa por sus propias venas. Acceso de locura, apogeo de dulce agotamiento, poros inundados de sudor salino, enredada entre la espuma marina de suaves sábanas de algodón, duerme plácidamente con su amante, la noche....

domingo, 22 de febrero de 2009
















Musica de Morcheeba 'Wonders Never Cease'

sábado, 21 de febrero de 2009

Gotas ....

Golpeo con furia sobre el vidrio intentando hacerme oír por ese ser inanimado con forma humana que se encuentra tras él. Mis puños arremeten una y otra vez contra esa fría superficie, grito a pleno pulmón, pero mi voz no consigue atravesarla y se pierde entre el fragor de todas aquellas otras voces que me acompañan.

Intento girar la cabeza para mirar a mi alrededor, buscando algún lugar donde poder agarrarme y no caer al abismo, a ese oscuro agujero que, ávido, se traga todo lo que está a su alcance, succionando la vida y los sueños.

Finalmente atisbo lo que parece ser un pequeño hueco unos metros más abajo de donde me encuentro. Si consigo llegar hasta él podré vaciarme en su interior y evitar el aciago destino que ya han sufrido muchas de mis hermanas. Intento tomar impulso absorbiendo el reguero de agua que han ido dejando mis predecesoras, y esquivando alguna que otra porquería que se ha quedado adherida al cristal me encamino, triunfante, hacia mi salvación.

Apenas doce centímetros me separan de aquel pequeño hueco cuando comienzo a notar que alguna fuerza externa a mí me arrastra en dirección contraria. Es el viento que, sabedor de su superioridad, se divierte jugando con nosotras. Nos arrastra de un lugar a otro sin esfuerzo, fingiendo no escuchar nuestras súplicas, y dejándonos caer a su antojo en cualquier otro lugar. La historia se repite, he regresado a la ventana, pero esta vez me encuentro en la otra hoja. Mientras comienzo a resbalar de nuevo me pregunto qué sentido tiene repetir los errores del pasado. Me dejo caer hacia el abismo pensando que, tal vez, no sea tan malo. Probablemente perderé la conciencia y no sentiré nada. Seguro que no me dolerá. Y quién sabe qué maravillas hallaré al otro lado…

Cierro la ventana, comienza a llover, y voy siguiendo el camino descendente de las gotas de lluvia aparentemente inanimadas que resbalan por el cristal. Me mimetizo con ellas, trasladando mi “yo” pensante al otro lado, a la calle .....

viernes, 13 de febrero de 2009

Aquel hombre miró atentamente el papel que le habían tendido sobre la mesa.

-Una mancha.

-Si, ya sé que es una mancha, ¿pero que le sugiere?

-Déjeme pensar...veamos ¿Tinta china negra sobre un DIN-A4 y luego doblado por la mitad?

Se oyó un berrido gutural, la psicóloga se estaba desesperando, pero no podía dar muestras de su debilidad, aquel hombre estaba jugando con ella y seguro que se estaba divirtiendo en su interior.

-La mancha debe sugerirle una forma y usted debe asociar esa forma a un elemento o una escena del mundo real

-¿Para qué?

Desde luego aquel macho recalcitrante, acusado de violación, y a punto de salir de la prisión por buena conducta, estaba superando el test de reinserción de una forma magistral, esta prueba era debidamente grabada en vídeo, al otro lado del cristal tintado se estaban partiendo de risa, su capacidad de desentrañar mentes humanas estaba quedando en entredicho, de modo que no se saldría con la suya.

Disimuladamente se desabrochó dos botones de su inpoluta blanca blusa, y dobló su cuerpo gracílmente hacia delante, mostrando toda la femineidad de la que era capaz, sus pechos redondos, turgentes se abalanzaron hacía el escote, intentando salir, con el dedo índice sobre el papel, pretendía mostrarle en aquella dichosa mancha una violenta masacre, seguida de una violación múltiple... esperaba que su exibición mamaria obrara el desenlace final, porque la indiferencia de aquél sujeto la estaba excitando.

-¿No ve usted una mujer desnuda que .....

En aquel momento no calculó bien la distancia y uno de sus exuberantes pechos entró literalmente en aquella taza de oscuro café.....se retiró violentamente hacia atrás.

-¿En que mancha debo mirar eso? Ahora hay dos. Aunque fijándome en su su camisa, mas bien parece una mujer desnuda con mancha.


-En la de la mesa, tarugo, ¿en cuál va a ser?

-Mejor porque particularmente la mancha de la camisa me molesta bastante, porque no es simétrica como la de la mesa.

-Grrrrrrrr

Intentar mantener el tipo con un recalcitrante presunto violador, esa mancha de café en plena camisa, los funcionarios detrás de aquel oscuro cristal desternillándose de risa con toda seguridad y el maldito vídeo que seguramente en breve irá a parar a YouTube, con su camisa manchada, los pechos casi al aire, sus pezones enhiestos y mostrados por la mojadura de la tela, su carrera impecable iba a sufrir un severo correctivo.......

-Vamos a ver míreme la blusa, que ve ahí.

-Pues una mancha.

-¿Nada más? ¿No ve dos grandes tetas que te gustaría tocar? ¿Dos pitones que estan deseando ser chupados?

Se desabrochó mas botones, su sujetador apareció, soportando dos hermosos pechos, la odiosa mancha había traspasado la tela y ahora al lado de lo que se adivinaba un pezón bastante pronunciado y erecto, una aureola caprichosa de café, campaba a sus anchas.

-¿Y no quiere tocarlos?

-No, me da asco esa mancha.



No pudo aguantar más, de modo que aquel pervertido, se permitía el lujo de rechazarla, en público, semidesnuda.

Se avalanzó sobre el hombre, unos funcionarios aguantándose la risa la detuvieron, también fue mala suerte que el Director General de Prisiones estuviese haciendo una revisión rutinaria y le cayese el resto del café en los pantalones.
Tres manchas ya fueron demasiado....

Liberaron por fin a aquel hombre inocente, la psicóloga no ha vuelto a utilizar nunca más el test de Rorschach, quizás entre otras cosas porque la echaron fulminantemente del colegio de psicólogos

jueves, 12 de febrero de 2009



Hay dos cosas importantes a tener en cuenta, los olvidos y el carácter de la persona víctima de ese olvido, aún os faltan 2 días ..... teneís tiempo para solucionarlo.



sábado, 7 de febrero de 2009

Mil mariposas, su ejército, en teoría debían proteger aquella fortaleza, pero su revoloteo nervioso, por los laberintos interiores, activando todas y cada una de todas las puertas, mazmorras, lugares jamás visitados, liberando prisioneros, visitando todos los rincones, una y otra vez, los poros de aquella murallas de anchas paredes, rezumaban resinas y efluvios.

Las frías paredes de piedra labrada se retuercen, con sonidos propios de ultratumba, el simple aleteo de esas membranas multicolores y delicadas, que van dejando el polvo maravilloso de sus alas en sus roces imperceptibles.

La torre, majestuosa, erguida, apuntando al cielo, su cúspide se pierde en una nube rosa, que la acaricia, la húmedad de sus gotas cristalizadas, acaricia sus toscas almenas, dejándolas impregnadas de un aroma delicioso, la torre activa sus complicados engranajes e intenta volar, entre aquella nube de algodón .......retorciendose sobre si misma y ampliando su diámetro.

Las mariposas se multiplican, las paredes se arquean en imposibles movimientos, para defenderse de este ataque tan malévolo, la fortaleza va a dejarse ser ocupada, sin oponer resistencia, la voluntad de los guerreros ha sido minada, los dulces cantos de sirena ha podido, lo que no han conseguido, los invasores provistos de arcos y dagas envenenadas, luchas infructuosas cuerpo a cuerpo, aquella fortaleza se ha entregado a esa extraña nube rosa que huele a piel de un recien nacido.

Antes, un último intento ...pero el aceite hirviendo rebosante, moja esas paredes majestuosas y deja la impronta de otra batalla pérdida, la fortaleza ha sido tomada y el líquido caliente se esparce en sus cimientos......

;;