Quién no tiene una escena de sexo en la retina, uno de esos momentos eróticos que se quedan marcados para siempre, esos minutos frenéticos y realistas que hacen olvidar la línea que separa la ficción de la realidad y nos sumergen en un viaje dónde los protagonistas quisiéramos ser nosotros mismos. ’El Cartero siempre llama dos veces’, ‘Monster’s Ball’, ‘Instinto Básico’, ‘Acoso’ y un largo desfile de películas que nunca olvidaremos y que marcaron para siempre nuestra retina con esas escenas eróticas que tantas veces rememoramos en nuestros momentos más íntimos.

Son de Mar

Empezaremos por esta película, ahí podemos descubrir el potencial y la fotogenia de una actriz tremendamente hermosa
Un auténtico descubrimiento Leonor Watling y la química con Jordi Mollá que confieren algo especial a sus escenas carnales en esta cinta que pasó sin pena ni gloria ..... 




Un homenaje más sincero a esas actrices que nos acompañaron durante toda la adolescencia y a Sharon Stone por ese cruce de piernas.

Instinto Básico


Un punzón de hielo, un cruce de piernas y mucha intriga consiguieron uno de los grandes taquillazos mundiales de comienzos de los noventa y algunas de las mejores escenas eróticas de los últimos años. La segunda que os propongo me resulto de lo más efectiva y dificil de olvidar. De primera os añado una de las escenas eróticas que jamás olvidaremos, un detalle de Sharon Stone que consiguió que desgastáramos el botón de pausa de nuestros videos

El cartero siempre llama dos veces

El antiguo cantante de rock y propieterio de un nightclub de San Francisco Johnny Boz aparece brutalmente asesinado en su cama. La última vez que se le vió estaba acompañado por su novia, Catherine Tramell, una atractiva escritora de novelas de intriga de gran éxito profesional. El agente Nick Curran, que atraviesa por un bajo momento personal y que acaba de rehabilitarse de su adicción al alcohol y a las drogas, recibe el encargo de vigilar a Catherine, principal sospechosa del crimen.
 
No podía faltar en una sección de cine erótico. Tenemos dos versiones y si la primera queda como la cinéfila la segunda es considerada la más ardiente. La primera película lanzaba a Lana Turner al estrellato con una aureola de mujer provocativa y femme fatale. La segunda, de 1981 y ya sin los puritanismos de aquellos años, se recuerda por el polvazo que llevaban a cabo Jack Nicholson y Jessica Lange en un lugar muy adecuado, la mesa de una cocina. Una fusión entre el placer culinario y el sexual. Una escena en la que la harina es el invitado perfecto y necesario para que la temperatura suba mientras sus dos protagonistas están con las manos en la masa.


Monster’s Ball

(Marc Foster, 2001)Magnífico y durísimo drama que narra la relación que se establece entre un hombre incapaz de amar a su familia y una mujer de color, ambos en una dura situación personal y económica. El destino cruzará sus caminos, marcados por la pérdida y la soledad. La guapa Halle Berry hizo historia por su intensa interpretación, al ser la primera mujer de color que obtiene el Oscar en la categoría de mejor actriz principal.  


Además este intenso drama nos dejó una de las escenas eróticas más recordadas, con el protagonismo y la intensidad de Halle Berry.
el escenario es una sala de estar span>
de una casa cualquiera, tan real como las que salen en los videos de You Porn. Pero los que se sientan en el sofá son dos actores de primera: la sex symbolHalle Berry y el ex marido de la Jolie, Billy Bob Thornton. Ella llora desconsoladamente y habla y gime... hasta que se pone caliente y ataca: “Hazme sentir bien”, susurra. Y, acto seguido, se echa encima de Billy Bob, dando lugar a una de las escenas eróticas más eficaces y realistas que se han rodado en el siglo XXI.
Este sí que es “el polvo del siglo”, el que ha expulsado a
Douglas y a Stone de esta lista. Halle Berry se ganó su Oscar a golpe de entrepierna.



Acoso





Tom Sanders es un maduro y atractivo ejecutivo que trabaja en una empresa de alta tecnología y que está a punto de ser ascendido. Sin embargo, en una semana crucial para su vida, verá sus aspiraciones rotas cuando, en lugar de él, es nombrada para el puesto Meredith Jonson, una antigua novia suya que ahora es una ambiciosa ejecutiva.
La escena es memorable, a más de uno se le cayó la coca-cola en la butaca del calentón que se cogió.

Juegos Salvajes

Thriller erótico repleto de escenas memorables. La recreación a cámara lenta en la gloriosa anatomía de Denise Richards al salir de la piscina o el trío entre Matt Dillon, la Richards y Neve Campbell. Pero, de entre todas las escenas, tal vez la más calentorra y original sea esta: Denise Richards y Neve Campbell haciendo una pelea-de -perras en plena piscina ante los desorbitados ojos de Kevin Bacon. Poco a poco, la violencia se va transformando en morbo, caricias 






Drew Barrymore en Poison Ivy en una escena de gran sensualidad. Las escenas de lluvia en las que las gotas forman parte del climax ...son especiales en esta escena se acentua por el tinte atmosferico azulado.
 


Ver otras escenas

 

;;