sábado, 21 de febrero de 2009

Gotas ....

Golpeo con furia sobre el vidrio intentando hacerme oír por ese ser inanimado con forma humana que se encuentra tras él. Mis puños arremeten una y otra vez contra esa fría superficie, grito a pleno pulmón, pero mi voz no consigue atravesarla y se pierde entre el fragor de todas aquellas otras voces que me acompañan.

Intento girar la cabeza para mirar a mi alrededor, buscando algún lugar donde poder agarrarme y no caer al abismo, a ese oscuro agujero que, ávido, se traga todo lo que está a su alcance, succionando la vida y los sueños.

Finalmente atisbo lo que parece ser un pequeño hueco unos metros más abajo de donde me encuentro. Si consigo llegar hasta él podré vaciarme en su interior y evitar el aciago destino que ya han sufrido muchas de mis hermanas. Intento tomar impulso absorbiendo el reguero de agua que han ido dejando mis predecesoras, y esquivando alguna que otra porquería que se ha quedado adherida al cristal me encamino, triunfante, hacia mi salvación.

Apenas doce centímetros me separan de aquel pequeño hueco cuando comienzo a notar que alguna fuerza externa a mí me arrastra en dirección contraria. Es el viento que, sabedor de su superioridad, se divierte jugando con nosotras. Nos arrastra de un lugar a otro sin esfuerzo, fingiendo no escuchar nuestras súplicas, y dejándonos caer a su antojo en cualquier otro lugar. La historia se repite, he regresado a la ventana, pero esta vez me encuentro en la otra hoja. Mientras comienzo a resbalar de nuevo me pregunto qué sentido tiene repetir los errores del pasado. Me dejo caer hacia el abismo pensando que, tal vez, no sea tan malo. Probablemente perderé la conciencia y no sentiré nada. Seguro que no me dolerá. Y quién sabe qué maravillas hallaré al otro lado…

Cierro la ventana, comienza a llover, y voy siguiendo el camino descendente de las gotas de lluvia aparentemente inanimadas que resbalan por el cristal. Me mimetizo con ellas, trasladando mi “yo” pensante al otro lado, a la calle .....

5 Asuntos :

Lydia dijo...

Genial esa forma en que has dado vida a esa gota, que se abre camino, que lucha y que no se rinde... y que se mimetiza con las demás para conseguir su objetivo.

MARISA dijo...

pues me ha provocado tela de agobio..jo..y no me gusta nada lo de mimetizarse..

Nadia dijo...

Buenooo que tiernooooo

Besos.

Clip dijo...

Bueno supongo que todos nos hemos mimetizado alguna vez en una gota, besos Lydia.

Pués si Marisa, agobia un montón creerse una gotita indefensa te lo puedo asegurar desde mi estado de gota, besitos.

jajaja pués a mi ser una gota de agua dando puñetazos al otro lado del cristal me parece de todo menos tierno

Aunque tu 'ternura' ya se que es muy especial, besos.

Amie dijo...

uis y desaparecio mi comentario ? juraria que habia escrito aqui tb :s . Una gota con vida propia,
bellisimo el asunto...
besitos