martes, 24 de febrero de 2015

ELLA 


Fui a correr al parque
Lo reconozco, mi top de color claro estaba muy pegado al cuerpo y marcaba claramente mis pezones.
De repente me he dado cuenta que llevaba un cordón suelto y me paré repentinamente en un banco para abrocharme bien los cordones de las zapas.
Nunca hubiera podido imaginar lo que me pasó

Estaba atándome los cordones agachada con el culito en pompa

Bueno no se si contarlo.....

Pues llevaba unas mallas muy ajustadas sin ropa interior debajo marcando casi todo, porque las braguitas me provocan escoceduras , ya saben los que van a correr

El caso es que me imagino que se me marcaría bien el coñito, dejando poco a la imaginación

.....  Pues de repente he notado algo en mi culito, no me atrevía a mirar, pero esa cosa parecía tener dedos, era como una mano, era de un señor mayor, jubilado.

Al notar la mano he dado un salto, el hombre estaba en el suelo y me ha seguido palpando, como yo estaba húmeda por la carrera y porque la situación me dio un punto de morbo, el jubilado lo notó, siguió palpando y quería meter la mano por debajo ya que se me notaba todo 

Me hizo una proposición indecente, me dijo que si le podía ayudar a buscar allí en el suelo

Y después se llevó la mano a la nariz y empezó a oler su aroma (yo estaba bastante sudada y reconozco que algo bastante mojadita por la situación .... pero aún tuve fuerzas para gritarle:

-¡Guarro! 

Entonces fue cuando noté el impacto y algo o alguien me introdujo un pene gigantesco por mi parte trasera mejor guardada......


___ ooo O ooo ___

EL 

Fuí a correr al parque
Al cabo de un rato encontré una chica que corría mas o menos a mi ritmo.

Sincronicé mi zancada y rodaba a mi ritmo detrás de ella, era gracioso ver como el cordón suelto de sus zapatillas iba a uno y otro lado, parece ser que no llevaba ropa interior porque se le marcaba todo el coño en cada zancada.

El caso es que yo iba sin ropa interior, porqué me produce rozaduras en la ingle y con las zancadas y el contacto y aquella visión me fui poniendo excitado.

Mi vista dejó de mirar el cordón suelto y se fijaba en su culo, parecía que hasta se fuera humedeciendo, el caso es que tenía tal excitación que no podía concentrarme, de modo que para compensar la falta de coordinación y no caerme, mi braceo se fue exagerando hasta hacer el molinillo.

Estaba tan absorto que no me dí cuenta que de repente se paró repentinamente y me puso el culo en pompa como una trampa perfectamente urdida.

Bueno no se si contarlo.....


El caso es que intenté frenar pero mi polla tiesa como un poste ya se había introducido en su hermoso y lubricado coño.....


                         ___ ooo O ooo ___


JUBILADO

Estaba tranquilamente leyendo el periódico en un banco del parque, de repente me cayeron las gafas, me arrodillé en el suelo para buscarlas, como estoy muy mal de la vista las buscaba palpando en el suelo con la mano abierta, al oír unas zancadas levanté mi otra mano para que se pararan y no me pisaran las lentes, pero mi mano se topó con algo blando, templado y ligeramente húmedo, seguí buscando sin levantarme (puesto que me cuesta mucho hacerlo) y pedí ayuda para que me ayudaran a buscar mis gafas en el suelo.
Metí mi mano en la nariz para ver si aquella humedad no era una cagada de paloma. Y entonces se oyó un grito:

-¡Guarro!

No se a quién iría dirigido, supongo que a algún niño haciendo sus necesidades tras un árbol.
Luego sucedió algo extraordinario, tal como tenía la mano apareció un gran cipote que se metió entre la oquedad y aquel extraño orificio con una puntería digna de una justa medieval, se clavó hasta el fondo, como yo estaba asustado se me cerraron los dedos e impedí de alguna forma que retrocediera, entonces se produjo un curioso forcejeo, entrando, saliendo, y la coordinación de mi mano que no se si ayudaba en uno u otro sentido. 

                         ___ ooo O ooo ___

POLICÍA

El día apacible en el parque se estropeó cuando apareció aquel energúmeno agitando los brazos y con el ciruelo ostensiblemente empalmado corriendo detrás de una pobre chica que huía despavorida, no se como al final la alcanzó pues tenía una forma de correr totalmente descoordinada, el caso es que me puse a disparar al aire, pero cuando llegué ya se había puesto manos a la obra (bueno mejor dicho tranca a la obra), aunque de lejos parecía una situación confusa, pues había un hombre en el suelo, que parece que intentaba evitar la violación colocando la mano pero que intentaba ponerse de pie apoyado en el cipote......



3 Asuntos :

Carlos de la Parra dijo...

Festivo relato de un coito avisado. La protagonista lo presenta como violación pero luego delata la mecánica de lo premeditado.

40añera dijo...

Jajajajaja Interesante cambio de perspectiva

Un beso

eduardo jqk dijo...

¡Já!..., y eso que no la tenía pequeña... Definitivamente, algo malo debió hacer el hombre para caer tan bajo... En el peor cliché.