domingo, 30 de noviembre de 2014

Caballo de Troya

Descubrí que es muy difícil empaquetarse a uno mismo desde dentro, pero el pretender ser enviado a una dirección concreta complica las cosas mas que nada porque hay que pensar al revés o en marcha atrás.....
Aquella mañana llamé a Seur para el envío de un paquete urgente, deje la llave a una vecina y empecé a empaquetarme de dentro a fuera, varias vueltas de plástico de bolitas, una caja tamaño natural, cartones, vueltas y vueltas con cinta de embalaje, una pajita para respirar y una espera angustiosa pues desde dentro apenas se pueden percibir los sonidos, una espera sin sonido, sin luz y con el agravante de haber desconectado la calefacción.
Los hechos se desarrollaron como una catarata, el transporte, los improperios por mi peso y el traqueteo rodeado de paquetes, (a pesar de que en el cartón que se suponía debía estar a la vista había puesto FRAGIL, jarrón chino peligro de rotura, mantener esta parte hacia arriba.

Otra vez los improperios sobre el peso de la maldita caja, unas escaleras, timbre y una discusión:
-¡Yo no he comprado esto!
-Pues yo no me lo llevo, deberá llamar.
(y venga a repetir la discusión con todas las variantes que os podaís imaginar)

Y por fin el chásquido de la puerta cerrándose tras de si.

Ahora silencio, unos pasos que se acercan que se alejan, noto una mano que palpa el paquete, lo sacude a ver si suena algo, por fin otros pasos y unas tijeras que van rasgando nerviosamente los cartones, se oye el desgarro y la luz empieza a esparcirse, a percibir el sonido de una canción, está atardeciendo y a través de los plásticos veo su silueta, está con un albornoz rosado aterrada, mirando fijamente con las tijeras en la mano.


Se acerca hacia mi con decisión, estoy atrapado entre los precintos y por un momento temo lo peor, clava las tijeras, roza mi piel y sigue liberándome de los cartones, libera mis ojos ahora la veo bien sin apenas poder moverme.....

-Así que te crees un 'Troyano' eh cabrón. Ahora verás lo que es bueno.

Dejó que el albornoz liberase sus hombros, dejándome ver el inicio de sus turgencias, hay mujeres que pueden destruirte con su mirada, el tembleque de piernas se hizo patente, mantener la dignidad inmovilizado entre cartones es difícil, luego llegó un beso en la boca de esos que se esparcen en los que llega un momemnto que no sabes donde estás, luego acercó su boca a mi cuello me hociqueó como una cría a su madre, notó el olor a excitación que me embargaba, dejó que cayese el albornoz como la lenta lava de un volcán, quedó arrugado a sus pies y siguió con su mirada punzante a los ojos.

Me estaba hundiendo con ella, se acercaba me besaba y se oía el chasquido de otro precinto que liberaba, poco a poco me iba devolviendo la movilidad con una lentitud agónica, se acercó a la prominencia que delatada mi máxima excitación y la dejó ahí envuelta con las dichosas bolitas de aire, las iba reventando con las uñas de los dedos con el roce justo, la habitación me volteaba las pierna ya no me sostenían, me besaba y me iba sacando prendas con las tijeras, cortando tela acariciando, me acercaba los pechos desnudos podía oler sus pezones, seguía besándome, gimiendo cerca de mi boca, dejé de nadar no podía bracear más y me dejé llevar por la corriente a la profundidad del deseo que me invadía.



Llamaron a la puerta, los de Seur esta vez fueron bastante mas groseros, me empaquetaron de nuevo cagándose en todo y me enviaron otra vez al remite, entre los cartones tirados por el suelo comprendí que es muy importante poner la dirección con buena letra, en mi dirección es escalera 8 no B, es decir que tendré en breve otro desempaque.      

2 Asuntos :

Elvis Arsy dijo...

Míralo por el lado positivo. Lo mismo se vuelven a equivocar y repites o mejoras la experiencia...
Saludos.

Aquello noerayo dijo...

Que buena experiencia, pero tuviste suerte, anda que si el remitente tiene las turgencias un poco de aquella manera...
Correos tiene un nombre mas sugerente para estas clases de envíos.