sábado, 4 de septiembre de 2010

'Estaba hipnotizado, el mar se mostraba furioso y ella seguía jugando con las olas, sus masas líquidas con crespones blancos amenazantes se cernían sobre ella, en el último momento su pequeña silueta con los brazos abiertos se dibujaba atravesando armoniosamente aquellas inmensas paredes azules.
Ni un atisbo de miedo, al emerger se giraba dando la espalda a la nueva ola y me dedicaba una sonrisa, sin inquietarse. Las series de olas iban aumentando en tamaño, la diversión se transformaba en inquietud pero ahí seguíamos los dos en un duelo a ver quién se retiraba antes, de repente un tanga de colores me pasó entre las piernas, avanzaba rápido entre la espuma dirigiéndose a la orilla.
Descubrí que la ola la había engullido porque aparecieron sus preciosas piernas morenas antes que su cabeza, con todo el pelo alborotado, tosía por el agua tragada pero seguía riendo, ajena a la pérdida de su prenda íntima, me acerqué con dos brazadas.


-¿El mar está divertido eh?
Sonreí.
-Si, va estar mas divertido cuando salgas del agua.

Le enseñé con un dedo su tanga flotando cerca de la orilla, con un movimiento instintivo se tapó, pero luego disimuló como si no le importase demasiado. Se me escapó una mirada que se quedó en su triángulo blanco entre los muslos, que apenas se distinguía bajo el agua, ella me miró pícaramente. En aquel momento una ola furiosa, empujó su cuerpo contra el mio y noté toda su desnudez en mi pecho y su entrepierna entre mis muslos, se abrazó instintivamente, tardando en despegarse, la situación anterior y el contacto me provocaron una poderosa erección.'



-Tu estás loca. ¿Acaso no has leido lo que me pasó en la versión 1.01?

-No leo tu blog.

-Es igual te traeré el tanga cuando se vaya la niña esa que juega en la playa, tengo mis motivos te lo aseguro.



Otra ola inoportuna junto de nuevo nuestros cuerpos, en ese momento ella entreabrió los labios y sonrió dulcemente, su sonrisa era preciosa, mientras achinaba los ojos para evitar los rayos de sol que rebotaban en la blanca espuma.

-Vaya, veo que te alegras de verme.

Sentí una mano que agarraba mi mástil por encima del bañador. ahuecando la mano pero sin apretar de una forma muy sutil.

Se arqueó hacia atrás aún cogida a mi tronco, para quitarse el pelo mojado de la cara y puede apreciar perfectamente un triángulo de piel blanca en su vientre una pequeña mata de pelo oscura adornaba su vértice, donde se juntaban los morenos muslos.

Mi excitación iba en aumento, los movimientos de las olas hacían que me masajeara de una forma aleatoría mi miembro que a estas alturas estaba a durísimo.

Otra ola esta vez mucho más grande nos envolvió, nos pilló desprevenidos y sentí dar vueltas bajo la espuma como si fuera un globo, cogido por su cuerda que en este caso era mi polla, que esta vez si que la sentí fuertemente atrapada, al volver a la superficie, ella tenía mi bañador en la mano, me lo mostró como si fuera un trofeo y empezó a reir

-Venga quítate el bañador, que tienes ventaja. ¡Huy no puede ser ya que te lo he quitado yo!

-Venga dámelo que se va a perder.

-¡Ni hablar me lo pongo yo!

Nadando con un estilo perfecto se fué hacia la orilla con mi bañador que le quedaba bastante grande.


Cuando por fin llegué a la orilla, no había conseguido aún eliminar mi excitación, totalmente desnudo, empalmado a reventar, intenté pasar corriendo y pasé entre un grupo de ancianas que estaban tomando el sol, las mojé sin querer, tropecé y en el suelo me rodearon como si fuese una pesadilla, y empezaron a tocarme, me levanté de un salto y empecé a correr por la playa, ellas iban detras chillando

Quizás no debí hacer eso, la situación llamaba a engaño, un hombre desnudo corriendo con el mástil de lado a lado armoniosamente en estado de excitación manifiesta, moviendo los brazos como un molinillo, perseguido por unas ancianas que gritaban:

-Danos lo que es nuestro, ¡guapoooo !

Al cabo de unos minutos fui abatido por varios hombres familiares de las ancianas, mientras se oían unas sirenas de policía y gritos de:

-¡Cerdo insolidario! ¡Pervertido!¡Pervertido! ¡Podrían ser tus madres!

Al cabo de media hora estaba con una camisa de fuerza totalmente esposado y declarando en comisaría, mientras una joven ataviada con mi bañador hawaiiano de flores salía de la playa, tomaba el sol envuelta plácidamente en una toalla para calentarse después de varias horas en el mar en un día de gran oleaje y preguntaba preocupada a la multitud donde habían llevado a aquel pervertido de ancianas.

3 Asuntos :

lisebe dijo...

Vaya pesadilla!!!! motivador de ancianas!!!Ah no, que era por la visión de una sirena que tu falo se erguía. Triste quedarse sin bañador..i sin comerse un colín.. Pero donde las dan las toman..jaja

Muy bueno Clip.

Besosssss

Geheugen dijo...

Se conoce que tienes un buen "rígido",
ambas versiones no tiene ni un bit de desperdicio...
Entonces, el año que viene nada de mar?

Una delicia Clip,
como siempre.

mar dijo...

jajajajajajaaja,divertido e ingenioso,aunque veo que no se ha podido cambiar lo que estaba escrito y el protagonista vuelve a salir mal parado.
Me encanta la personalidad que le has dado a las ancianitas,muy bien por ellas,jajaja.

Un saludo,Clip.