domingo, 4 de abril de 2010

Pequeñas Incognitas


Se había desbaratado todo su orden establecido....

Se estaba duchando desnuda, estaba sola relajada, extrañamente había mojado más que nunca el suelo, le excitaba ver como el agua de su pelo resbalaba provocando mil y una carreras de gotas tibias sobre su piel, cuando se dio cuenta que había colocado su ropa seca sobre el suelo ahora inundado, no le importó (tiempo atrás hubiera soltado un grito).

Mientras la ropa va absorbiendo poco a poco el agua....Sus largos cabellos dorados impregnados de agua y jabón, visten sus hombros, su torso parece una estatua dorada, se enjabona lentamente absorta en sus pensamientos, el tiempo se congela y solo se escuchan leves goteos.

Sus curvas son acentuadas, su piel anaranjada su pelo aúreo refleja los rayos lunares plateados que se cuelan por la vieja ventana de madera, el timbre del teléfono suena insistentemente, sale como la trajeron del mundo del baño y se dirige al antiguo salón de su antigua casa de campo, avista una luz en la ventana contigua de otra vieja casa, la luz se apaga al mirar fijamente.

Sale precipitadamente de sus leves pensamientos dirigiéndose al comedor. Las pisadas se van marcando sobre la madera del suelo, formando un sendero de agua mezclada con jabón, sus manos están temblorosas cuando cierra el postigo de la ventana, sabiendo que han visto su desnudez al otro lado.

Suena el teléfono, coge el auricular, esperaba y temía esa llamada, sabe quién es, también sabe la pregunta, la sabe y ha pensado una y mil veces la contestación en uno y otro sentido .....

Se tomó su tiempo para contestar, se detuvo un instante, una sonrisa se dibujo en sus labios, miró a su alrededor y sus ojos se posaron en la pared, la chimenea encendida, la alfombra blanca de pelo mullido, se la veía pensativa, enojada, sensual, pero antes de pronunciar sus palabras sus pupilas se dilataron, un intenso calor enrojeció sus mejillas, le costó varias respiraciones intensas hacer que su voz pareciera natural.

-Si, estoy sola

6 Asuntos :

Amie dijo...

"...Ni siquiera ha reparado en mi presencia. Estoy situado en la ventana que tiene vistas a su salon .El viento agita las hojas de los arboles...lomos de misteriosos animales. Acaba entrar en la instancia ,viene del baño sus cabellos claros se ciñen suave y delicadamente en torno a sus sienes, se deslizan unos hilillos de agua por su piel , dejando pequeñas gotas por todo el suelo. Miro a su alrededor admirando su efecto ... toda mi conciencia la observa ,está completamente desnuda ... y sola..."
( punto de vista del voyeur.. ;) )

Perfecto relato Clip ! y deliciosamente misterioso...destila pura sensualidad ,contraste de sensaciones, "una comprensión sin palabras"...Buceas en la profundidad de lo prohibido, con ingenio , sensualidad y ese manto ardiente tan intimamente tuyo.
Incognitas dices ?...Tomo la palabra y espero...

un beso suave pero avasallador

Anabel dijo...

Quizás esa hermosa mujer necesite ayuda para fregar la estancia ... llena de hilillos transparentes de agua, mientras el viento ulula entre los gruesos robles y las hojas ofrecen su contraste casi metálico.
El misterio se va desvelando ...
Un beso tras la ventana (claro no lo puedes ver, pero te lo imaginas)

Clip dijo...

Yo creo que lleva tiempo, asomándose a esa ventana con la mirada distraida en el horizonte, hasta que una silueta le mira.
El observador observado, cierra instintivamente la luz para quedar en penumbra, pero luego descuelga el teléfono.

Un beso tan avasallador como puedas soportar.

geheugen dijo...

Quizás haya sabido qué contestar desde un primer momento...

Después todas su cavilaciones fueron y vinieron por los caminos de la anticipación.
Qué pasaría...
Cómo sería...
Qué sentiría...
Qué podría despertar...

El agua lejos de aclararlas.
jugó con sus ideas por el cuerpo sediento
para aumentar la fiebre y atizar las llamas.
cada gota es una mirada lasciva que ella desconoce
pero comprende
y la deja correr mientras se entrega,
mientras pierde lo único que queda.

Para cuando llega al teléfono sabe que no se pertenece...
que es una completa posesión de la mirada.

Fauno, tu erotismo tiene un modo brutal de hacerse personal y colarse en la piel.

Un beso.

Néctar dijo...

Pequeñas incógnitas que recorren con una excelente sensualidad los sentidos.
he sentido el olor a limpio, a piel mojada, al suave perfume que dejan los labios cuando desean aún ser besados

Néctares

Lydia dijo...

Me ha encantado esa forma de definir las gotas que empapan de una forma especial... imaginando su cuerpo desnudo y exhibiendo su desnudez altivamente y al mismo tiempo cargada de erotismo, de forma mágica en un momento tan anhelado...