domingo, 26 de julio de 2009

Seduccion masiva

Aquel pequeño supermercado en la pequeña localidad de Riccione se había convertido en un renaciente negocio, cualquier tipo de mujer era abordada por apuestos caballeros, con una educación y generosidad que se salía de lo normal, se convirtió hasta en un hábito que los carritos repletos fueran costeados por tan altruistas personajes. Como es lógico el número de mujeres aumentaba día a día y por tanto la compra diaria se fue convirtiendo en una competición carnal, dichas mujeres ya se presentaban con pronunciadísimos escotes y faldas cada vez más exiguas ..... Jairo, nunca pensó que iba a cambiar su vida de tal forma, al comprarse a los 15 años, aquel clásico 'Ars Amandi' de Ovidio, le abrió los ojos y la mente, los ejemplos prácticos de comportamiento que allí figuraban le ayudaron a vencer su timidez, a partir de ahí sus dotes de observación, tres años como socorrista en una playa le dieron gran soltura, su trabajo como relaciones públicas en una discoteca, lo convirtieron en un auténtico especialista, sus evoluciones le convirtieron en una autoridad incuestionable en el difícil arte de la seducción femenina, llegó un momento que tenía tan automatizados sus movimientos, que seducía a las mujeres en cualquier lugar y circunstancia, entierros, bodas, tediosas esperas en alguna oficina o en la visita médica, al margen de su estado civil.
Al correrse la voz sus amigos, le pedían consejos que siempre eran acertadísimos y afortunados:


  • Analizar el terreno

  • Estudiar la colocación, siempre avanzar lo justo, ni lejos, ni cerca

  • No rendirse, un 'no' no siempre es un 'no' (aunque a veces si)

  • Abrir siempre la puerta

  • No interrumpirlas cuando hablan (aunque apetezca)

  • Acercarles la silla a la mesa

  • Recordar todas sus fechas importantes y mandarles flores, siempre con una tarjeta.

  • Regalar flores y pequeños obsequios (no son regalos son deseos y hacérselo saber)

  • Utilizar las viejas formas del galanteo clásico

Se modo que nuestro amigo descubrió tambien el difícil arte de enriquecerse rapidamente, eligió esa población para iniciar su pequeño negocio, por el módico precio de 1.500 € y dos días se ofrecía un curso completo de 2 días, con resultados garantizados, el precio incluye el alojamiento, y los secretos más bien guardados.

Su publicidad solo indica:


"Academia Amatoria Jairo

El curso es fundamentalmente práctico. Hacemos dos horas de teoría y el resto se lleva a cabo sobre el terreno. Se harán prácticas en diversos escenarios:

Discotecas. Bares. Playa. Supermercado.

Monitores cualificados harán primero una demostración. Resultados garantizados".

Lo verdaderamente interesante de esta historia es que paralelamente Jairo montó otra academia en una población cercana solo para mujeres 'El Arte de dejarse seducir', en el precio se incluye un viaje organizado a Riccione.

5 Asuntos :

RAMPY dijo...

Hay que aprovechar cada momento como si fuera el último segundo de tu vida
Un rampyabrazo

belita dijo...

Donde este la seducción improvisada y natural que se quite todo lo demás.

Será que no me va que me sugeten el carrito y me habrán la puerta.

Besos

Clip dijo...

jajaja
según quién te sujete el carrito supongo ;-)

Los Afonics Son dijo...

Buenisimo post..

Maldito Demonio dijo...

... ey no te pierdas q e publikado ... varias entradas....