jueves, 21 de mayo de 2009

Lobezno, humanofilia



No se cuando se produjo el cambio, el caso es que de repente me atrapó por la piel del cuello y me arrojó fuera de la cama.

-¡¡ Tu no puedes dormir aquí !!

Me alejé cabizbajo al comedor, con el rabo entre las piernas, vaya ¿que había pasado con mi rabo?, ahora lo podía mover con facilidad, tenía una flexibilidad y tamaño increible, incluso podía aplastar a una mosca inoportuna. Pasé la noche desvelado matando pulgas extrañamente alojadas entre matas de pelo, que me había crecido con pavorosa celeridad.

Ultimamente podía detectar sus grados de excitación sexual a través del olfato, incluso cuando estaba a varios metros del portal. Reconozco que el día que marqué el territorio en el televisor de plasma no fue una buena idea, pero su relación conmigo a cambiado, ahora deja que le lama los muslos, incluso baja sus braguitas con provocación, dejando que la punta de mi lengua saboree ligeramente partes íntimas de su anatomía, hasta que empiezo a dar saltos de alegría y tirabuzones hacía atrás, moviendo ambos rabos, en adelanto de lo que me espera, entonces se viste rapidamente, mira hacia todos los lados y sale corriendo.

8 Asuntos :

Yogo dijo...

jajaja un cuento genial!

Borrasca dijo...

Muy bueno Clip, haces magia con tus letras...

Besos borrascosos

belita dijo...

Jajaja, que bruto eres.

En fin la situación progresa adecuadamente :)

Lilyth dijo...

jajaj en este mundo existen gustos de todos los colores y sabores :D

Cecy dijo...

Esta muy bien!!!
Cada cual hace el cuento como mas le gusta.

Saludos.

Sensaciones Encontradas dijo...

jajaja que perrillo mas curioso... serà un husky, familiar de los lobos que deja salir su instinto y se deja seducir entre esas piernas que lame...

Los Afonics Son dijo...

muy buen cuento, te mantiene en espectativa, genial...

te invito a pasar por mi blog, para que me digas que opinas

Susy dijo...

Pregunta!! Muerdes????
Me encanta leerte, pero eso ya lo sabes..
Buen fin de semana y besitos muy pero muy dulces..