sábado, 20 de noviembre de 2010

Estaba absorta mirando a su espejo, en un acto reflejo mil veces repetido, musitó algo en voz alta, se preguntaba a si misma algo que siempre había pensado....
¿por que razón la naturaleza le había puesto precisamente esa cara en su cuerpo, no una cara normal, era una cara fotogénica a la que costaba dejar de mirar... incluso para ella misma.




De repente pasó algo inesperado, un sonido metálico se apoderó de la estancia retumbando entre las paredes

-'Ssrochhk cluinccc....joing.unngle ..cluink cluink riuuuuucrikkkk'

Pronto comprendió que el espejo le estaba hablando, era un espejo antiguo que había comprado en un anticuario, pero aquel sonido cristalino, solo podía surgir de espejo.

Se le heló la sangre. Seguramente tanto hablar sola le había llevado a perder la razón, pero ahora necesitaba un un traductor de espejos con urgencia, el espejo debía tener las claves a muchas de sus preguntas.

A partir de entonces, dedicó su tiempo a buscar la clave del lenguaje de los espejos, leyendo viejos manuscritos, libros de antiguas civilizaciones, estaba empeñada en descifrar su código, pero sin ningún resultado, se sentía impotente.

Un buen día leyendo un periódico, se fijó en una pequeña reseña, una noticia llamó poderosamente su atención, descubrió que en un burdel de Cadiz, habían apartado uno de los espejos porque 'chirriaba' sin razón aparente, cuando reflejaba a algunos clientes, daba mal agüero de modo que lo retiraron de la circulación, para que los usuarios no abandonaran el local temerosos de ser espiados.
Le costó poco hacerse con él, los dueños se lo regalaron encantados.


Parece ser que el esfuerzo de encontrar una pareja parlante a su espejo, desarrolló un tipo extraño de relación, ahora tenía 2 espejos que le 'hablaban', seguía sin entenderlos pero había notado que le transmitían su propia imagen mucho más sensual, jugaban con ella, le añadían colores diferentes a sus labios, le suprimían las arrugas e incluso le añadían voluptuosidad a su cuerpo, favorecían su imagen espectacularmente, pero eso sí, seguía sin poder descifrar sus chirridos metálicos, por lo que por fin decidió aprender ella su lenguaje y hablar como ellos.

Se trataba de ofrecerles imágenes para ver que le decían. Primero una mano,
-Shriennnk

Luego las piernas
-Sprontelff

Y cada vez que se iba les dejaba un beso húmedo sobre el cristal que ellos se encargaban de no borrar.

Se fue obsesionando, primero les hablaba, luego pasaba largas horas delante de ellos escuchándoles, mirándoles, intentaba que perdieran el miedo a comunicarse con los humanos, poco a poco fue entendiéndolos, los acariciaba, los limpiaba con los mejores productos y esmero para que pudieran transmitir sus imágenes lo más nítidas posibles.


Un buen día decidió que era el momento de tener una relación intima delante de ellos, abrió el agua caliente en la bañera y dejó que el vapor del baño los inundara vistiéndolos con vaho y empezó a desnudarse lentamente, su cuerpo era voluptuoso, acarició sus grandes pechos, con la lengua rozó sus aureolas y mordió ligeramente sus pezones mientras no dejaba de mirar de reojo sus reacciones a sus reflejos....



-'cluinc....joing...cluink cluink riuuuuucluinchch lackkk....joing...cluink cluink riuuuuu'





Estaban excitados y eso a ella le encantaba, como agradecimiento le devolvían una imagen mucho mejor de la suya propia, acompañada de un galán que habrían sacado de su memoria de espejos, se acercó a la fina superficie llena de vaho y dejó la huella de sus tetas totalmente empitonadas, le pareció que unas tibias manos se las tocaban.






Estaba totalmente absorta y fuera de sí y caliente como nunca había estado, sus ojos casi en blanco, mientras el vaho dejaba paso a sucesiones de arco iris que se adueñaban de la estancia, temblaba mientras se quitó el tanga hasta la mitad del muslo, estaba inundada por dentro en medio de aquel vapor, sus muslos blancos se abrían paso entre aquella atmósfera brumosa, en un acto reflejo su pelvis se contorneaba para rozarse con su propia imagen, que ahora le parecía real y sólida.


Hasta le pareció que una estaca venosa salía de uno de los espejos, se acopló y notó como la invadía, acercó su pelvis con furia una y otra vez.
Gritó y los espejos gritaron al unisono en un baile de color, su gritó le pareció humano o quizás fue el propio reflejo de su propia voz......

2 Asuntos :

Amie dijo...

Observo un espejo lleno de mágia al cual nos has transportado ...
Erotismo , ... la clave sensual de dos lenguas, y la Imaginacion , "Ama y Señora "
...Crea , huele , prueba y sobre todo Siente...

Leerte siempre es un placer ... Un beso con sabor a pecado con los espejos como testigos...

geheugen dijo...

Ah...
La lánguida obsesión de Narciso hecha mujer,
que es decir hecha furia en la carne.
Y el eco interminable de sí misma
penetrándola hasta el fondo más obsceno
de su debilidad hecha poder.

Sí...
Extrañaba pasar por acá con el tiempo suficiente para lamer tus letras Clip.